2017-12-21-12_31_39-Libro1---Excel-Error-de-activacin-de-productos.png

2017-12-21-12_31_39-Libro1---Excel-Error-de-activacin-de-productos.png

Buenos días,

A falta de dos días para que dé comienzo el pistoletazo de salida a la cena de Noche Buena a la cual seguirá la comida de Navidad y luego las comidas, cenas de amigos, empresa, reencuentros con amigos del colegio, del instituto, la cena del gimnasio al que has ido 4 veces este año ;), y un largo de etc…..de eventos y “saraos” donde la comida y la bebida serán el eje central y protagonistas de estos días tenemos que daros algunos consejos y recomendaciones sobre cómo sobrellevar, y conseguir evitar las tan incómodas digestiones pesadas.

Porque, aunque tú no seas de ir a muchos de estos eventos, seguro que de las comilonas y cenas familiares no te libras, y de las frases de tu madre: “Pero, hijo, come, que no estas comiendo nada” “Anda, trae el plato que te ponga más” ;)…

Por eso, porque creemos que puede veniros bien, os dejamos algunos consejos farmacéuticos sobre cómo “digerir” esas digestiones pesadas ;), como combatirlas y mejor aún, como prevenirlas.

¿Por qué se originan las digestiones pesadas?

Son diversos los motivos, y si no hay una patología de base, y refiriéndonos a cuando las sufrimos de manera puntual, podemos destacar:

1. La ingesta de alcohol. Que además puede provocarnos el tan incómodo ardor o la acidez gástrica.
2. El picoteo entre horas. Que si un polvorón por aquí, un bombón, un trocito de turrón, no dejando descanso a nuestro estómago y haciéndole “trabajar” más horas de las debidas, nos harán tener digestiones más pesadas y lentas.
3. Alimentos muy grasos, que harán que las digestiones sean más lentas por la dificultad en su asimilación.
4. Si estamos embarazadas, especialmente en la recta final del embarazo, la acidez será nuestra compañera en muchos casos. Por lo que en estos casos debéis tener especial cuidado con los excesos durante estas fechas. Lo ideal comer poco en cada ingesta que realicemos.
5. El consumo de ciertos fármacos puede traer asociada la aparición de efectos secundarios como pesadez de estómago, acidez, etc…
6. El estrés, tan asiduo en nuestras vidas, es uno de los factores que impiden que podamos tener una adecuada salud digestiva.
7. Por supuesto, el exceso de comida, la ingesta masiva, esa sensación de: “ya no puedo más”, es el número uno de los motivos por los que nuestras digestiones se vuelven más pesadas durante estos días.

Además, una digestión pesada, también puede dar lugar a:

1- Sufrir los incómodos y en muchos casos dolorosos gases. Los cuáles están causados principalmente por la ingesta de bebidas gaseosas, por comer demasiado rápido, el hábito de fumar, los estados de ansiedad, o simplemente mascar chicle, hacen que aumente nuestra porción de aire deglutido. Además algunos alimentos como las legumbres o ciertos cereales contienen carbohidratos complejos no absorbibles que llegan al colon y suponen un sustrato para la producción de gas por las bacterias intestinales, favoreciendo la aparición de distensión abdominal, flatulencia y meteorismo.


2- Fatiga, cansancio.
3- Náuseas y vómitos en los casos más severos

Pero, para eso estamos aquí ;), desde la Farmacia, queremos deciros, que no estáis solos, y que tenemos soluciones para cuando ya es demasiado tarde y no os habéis podido resistir al suculento manjar o ese cóctel nuevo que ha preparado vuestro cuñado. Para estos casos tenéis a vuestra disposición:

1. Antiácidos para tratar el ardor y la acidez gástrica. Que ayudarán a neutralizar el ácido clorhídrico de nuestras secreciones gástricas. Debéis saber sobre ellos en general, que en ocasiones pueden ser astringentes (sobre todo las sales de aluminio). O justo lo contrario, laxantes en el caso de las sales de magnesio. Y muy importante, debéis llevar especial precaución con su ingesta los hipertensos y aquellos que estéis en tratamiento con digoxina, antibióticos como las tetraciclinas, quinolonas, porque en estos casos debéis separar la ingesta al menos 2 o 3 horas de vuestra medicación.
2. Bicarbonato de sodio: Aunque lo seguís utilizando como antiácido, éste ya está casi en desuso por su breve acción comparado con otros antiácidos. Además es frecuente la aparición de efecto rebote, y su alto contenido en sodio hace que se deba llevar especial cuidado con su ingesta, ya que en todos aquellos que tengáis restringido el consumo de sal, que seáis hipertensos, que tengáis hipocalcemia, etc, no debéis hacer uso del mismo.
3. Antiflatulentos para tratar los gases. En este caso tenéis desde plantas medicinales como el Hinojo, hasta la ya conocida Simeticona presente en diferentes fármacos por nombrarlos algunos.

Tan sólo tenéis que pasaros por la Farmacia o consultarnos por aquí; y os recomendaremos el que mejor se adapte a vuestras necesidades, asegurándoos que no interfiera ni con vuestro tratamiento actual (en tal caso), ni con vuestro estado de salud.

Y por último, para los más precavidos ;), para los que la prevención sea vuestra mejor arma, os dejamos algunos consejos que os ayudarán a evitar los temidos “empachos” Navideños ;).

1. Comer despacio y pequeñas cantidades
2. Evitar las bebidas gaseosas
3. Evitar alimentos muy grasos
4. Reducir lo mínimo posible la ingesta de alcohol
5. Evitar fumar
6. Evita tumbarte nada más terminar de comer
7. Utiliza ropa que sea cómoda, especialmente que no te oprima en la cintura.
8. No utilices esa “estrategia” de no comer apenas ese día para que te “entre” toda la cena, lo único que conseguirás con esto es llegar con más ansiedad y comerás más de lo debido y más rápido.

Para cualquier duda, nos tenéis a vuestra disposición aquí.

 

El Equipo de Farmacia La Pasarela os deseamos un Feliz día!