2018-01-25-14_45_16-Libro1---Excel-Error-de-activacin-de-productos.png

2018-01-25-14_45_16-Libro1---Excel-Error-de-activacin-de-productos.png

Buenos días,

Comenzamos el cuarto post del Riesgo Cardiovascular, y es el turno de la Diabetes. No hablaremos sobre qué es la enfermedad directamente porque ya lo hicimos en un post pasado. Aquí os dejamos el enlace por si queréis consultarlo o aclarar alguna duda.

De lo que venimos a hablar hoy, es de cómo influye la Diabetes en el Riesgo cardiovascular, y cuál es la importancia del control dietético.

¿Sabíais qué…?

Si tenéis más de 50 años, sois obesos desde hace tiempo, no practicáis ejercicio físico de forma regular, y tenéis antecedentes de diabetes en la familia, tenéis al menos un 15% más de probabilidades de padecer la enfermedad. Si, es preocupante, lo sabemos.

Por lo que estar atentos y no descuidéis vuestra alimentación y hábitos de vida, porque en muchos casos, dependen en gran medida de éstos que desarrolléis o no la enfermedad.

¿Cómo afecta la Diabetes al riesgo cardiovascular?

Los factores de riesgo modificables (colesterol, tensión arterial, etc..) se asocian de forma muy frecuente a la Diabetes, especialmente la de tipo 2, y contribuyen a las complicaciones crónicas y a la morbimortalidad.


Es por este motivo, por el que las personas que sois diabéticas, o inclusive las que no lo sois, pero tenéis un mayor riesgo de serlo debéis ser tratadas de forma integral teniendo en cuenta la posible presencia de cada uno de los factores de riesgo cardiovascular para normalizar los valores de éstos y por supuesto los de vuestra glucosa en sangre.

Debéis saber y tener en cuenta, que aunque cualquiera es susceptible de padecer diabetes tipo 2, los que estáis genéticamente más predispuestos a ello, padecéis obesidad y lleváis una vida sedentaria tenéis mayor resistencia a la insulina, lo que precede a la diabetes tipo 2, y que además no suele fallar ;),  suele ir acompañado de otros factores como la dislipemia, la hipertensión o factores protrombóticos. A esta asociación, se le denomina SÍNDROME METABÓLICO.

La evidencia clínica de la resistencia a la insulina, incluye la obesidad abdominal, la hipertensión arterial leve , una elevación de los triglicéridos, disminución del colesterol HDL, y una ligera elevación del LDL. Y sólo en algunos casos, una ligera hiperglucemia.

Por eso, reconocer el Síndrome Metabólico a tiempo es clave para la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular , que constituye, nada más y nada menos, que la causa de muerte en dos tercios de los diabéticos.


Por otro lado, un dato importante que debéis saber y para que veáis la importancia y el alcance de la diabetes, es que, el riesgo de mortalidad de los pacientes diabéticos, es el mismo que el de los no diabéticos que han sufrido un infarto de miocardio, y este riesgo se triplica entre aquellos diabéticos que han sufrido un infarto de miocardio. Un hecho, que hace, que cuando se es diagnosticado a algunos de nosotros de diabetes tipo 2, nuestra esperanza de vida se reduzca hasta en un 30%.

¿Y qué podemos hacer frente a esto?

Cuidarnos, alimentarnos de forma correcta, llevar hábitos de vida saludables y en caso de ser diabéticos controlar y conocer muy bien la enfermedad para evitar complicaciones.

La manera más fácil y que está a alcance de todos nosotros de “controlar la situación” ;), es llevar a cabo cambios o pautas alimentarias y dietéticas.

Concretamente, los que padezcáis diabetes tipo 2, es fundamental llevar a cabo una serie de normas alimentarias para evitar fluctuaciones bruscas en los niveles de glucosa que puedan predisponeros más aún a una complicación. Ya que, como se suele asociar al sobrepeso y la obesidad , una dieta baja en calorías pautada y seguida por un especialista, es una de las mejores armas para evitar complicaciones.
Otra cosa es, los que padecéis diabetes tipo 1, vosotros, mejor que nadie, sabéis que debéis controlar muy bien las cantidades y tipo de carbohidratos a ingerir, así como la intensidad y duración del ejercicio físico dependiendo del tipo de insulina que tengáis pautado.

Pero lo que es común a ambas a nivel dietético, es que padezcamos diabetes tipo 1 o tipo 2, debemos llevar una dieta rica en carbohidratos complejos (pan, pastas,..), en frutas, verduras y en fibra. Así mismo, se debe reducir el consumo de grasas saturadas y de carbohidratos simples (dulces y bebidas azucaradas). Por supuesto, todo ello, unido a la práctica de ejercicio de forma controlada y regular.

Con esto os queremos trasladar, la importancia de un adecuado control dietético, especialmente si sois diabéticos. Esto es, porque la alimentación juega un papel clave en la prevención y control del riesgo cardiovascular.

Como siempre, os recordamos, que todo el Equipo al completo estamos a vuestra disposición en la Farmacia ;).

 

El Equipo de Farmacia La Pasarela os deseamos un Feliz día!